sábado, 11 de agosto de 2012

El bullying afecta el rendimiento escolar



El bullying afecta el rendimiento escolar.

Identificación del problema.

Existe un fenómeno que cada vez es más frecuente y más amplio en las aulas, y que viene afectando el rendimiento escolar de los alumnos, donde muchos maestros no hemos podido identificar a tiempo y cuando lo detectamos, no estamos preparados para enfrentarlo, este fenómeno es el bullying.

Cuando observemos un cambio de comportamiento en algún alumno, como falta de interés, desmotivación, falta de atención en clase, descenso en su rendimiento escolar e incluso abandono en sus estudios, podemos estar hablando de bullying, por lo que es necesario estar atento a estos indicadores en el aula para poder atender a los alumnos, en colaboración con directivos y personal de apoyo de las escuelas y los padres de familia.

Desafortunadamente como lo plantea (Martínez, 2009) el patio de la escuela se amplió, ahora tiene una versión virtual que es más grande y diversa de lo que podemos ver, es decir por medio de las TIC los alumnos después de clase se mantienen en contacto con sus compañeros, lo que amplia las posibilidades de acoso entre ellos.

Diagnóstico.

Bullying es un término de actualidad que se utiliza para describir comportamientos no deseados que abarcan desde burlarse, hacer bromas pesadas, ignorar deliberadamente a alguien, hasta llegar a ataques personales e incluso, abusos serios, conductas cometidas por un solo individuo o por un grupo.

Estos comportamientos están resultando bastantle="margin: 0cm 0cm 0pt;">
En las víctimas de acoso escolar se encuentran daños físicos evidentes pero también daños sociales como la inhibición o el retraimiento, daños psicosomáticos como pesadillas, falta de apetito, trastornos gastrointestinales, etc., así como psicológicos (síntomas de depresión, ansiedad, frustración) y conductuales en forma de agresión, irritación o rutinas obsesivas. Valero (2010).

El entorno puede nutrir, fortalecer y fomentar la convivencia escolar hacia una orientación democrática y ciudadana, pero también es fuente de riesgos, conflictos y contradicciones en sus espacios y entre los actores que intervienen en el proceso educativo. En estas circunstancias se generan prácticas de violencia, intolerancia, autoritarismoivel personal y social. Y la peor consecuencia de todas, el suicidio, como única vía para escapar de la situación.

En las víctimas de acoso escolar se encuentran daños físicos evidentes pero también daños sociales como la inhibición o el retraimiento, daños psicosomáticos como pesadillas, falta de apetito, trastornos gastrointestinales, etc., así como psicológicos (síntomas de depresión, ansiedad, frustración) y conductuales en forma de agresión, irritación o rutinas obsesivas. Valero (2010).

El entorno puede nutrir, fortalecer y fomentar la convivencia escolar hacia una orientación democrática y ciudadana, pero también es fuente de riesgos, conflictos y contradicciones en sus espacios y entre los actores que intervienen en el proceso educativo. En estas circunstancias se generan prácticas de violencia, intolerancia, autoritarismo, impunidad, corrupción, delincuencia y otros rasgos contrarios a una convivencia democrática a cuyos efectos la escuela, por constituir a su vez una comunidad, es sumamente sensible; por ello se convierte en productora y reproductora de los códigos socioculturales existentes, entre ellos los que integran el ejercicio de la violencia.

En el periódico Milenio del 18 de Junio de 2012 se publico un artículo que se titula: México, primer lugar en “bullying” en secundaria: OCDE y menciona lo siguiente:

México está en el primer sitio a escala internacional en el número de casos de acoso escolar (“bullying”) en nivel secundaria, según datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), destacó un estudio legislativo.
El estudio denominado “El bullying o acoso escolar” refiere que de acuerdo con la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (CEPAL), 11 por ciento de los estudiantes mexicanos de primaria han robado o amenazado a algún compañero.

En tanto que en el nivel de secundaria ese porcentaje alcanza a poco más de siete por ciento, mientras que el porcentaje de estudiantes de sexto grado de primaria que declaran haber sido víctimas de robo en su escuela es de 40.24 por ciento.

Los porcentajes de escolares que han sido insultados o amenazados en centros educativos asciende a 25.35 por ciento; el de golpeados, 16.72 por ciento, y de quienes han vivido algún episodio de violencia, 44.47 por ciento.
< 5.6 por ciento en secundarias.

Detalló que el acoso escolar se presenta tanto en escuelas públicas como privadas de educación básica y su práctica puede incidir en un bajo rendimiento académico, reprobación e incluso deserción, además de que este comportamiento se expande.


Supuesto conceptual.

El funcionario de la PGR también destacó que la violencia de ese tipo la ejercen 8.8 por ciento de los niños en escuelas primarias y 5.6 por ciento en secundarias.

Detalló que el acoso escolar se presenta tanto en escuelas públicas como privadas de educación básica y su práctica puede incidir en un bajo rendimiento académico, reprobación e incluso deserción, además de que este comportamiento se expande.


Supuesto conceptual.

Postura constructivista social.
El constructivismo es un modelo o enfoque educativo que sostiene que la persona no es producto del ambiente o un simple resultado de la herencia genética. La persona es una construcción propia de los aspectos cognitivos, sociales y afectivos del comportamiento.

De acuerdo con esta postura, al estar un alumno afectado de manera afectiva por los comportamientos en su contra del acoso escolar o bullying, tendrá repercusiones en la construcción de su persona, es decir esta siendo afectado de manera cognitiva, social y afectiva por lo que su rendimiento escolar tiene un sustento.

El mismo constructivismo nos señala que el proceso de aprendizaje del alumno tiene que ver con su disposición para aprender, y con las habilidades, estrategias, y capacidades cognitivas que manifiestan en el lenguaje oral y escrito.

Con el Bullying, el alumno no tiene mucha disposición para aprender, el esta preocupado por lo que esta sucediendo a su alrededor, las habilidades y capacidades están siendo afectados por su condición afectiva.

El papel del maestro que fundamenta su actuar en la construcción del conocimiento, promueve el desarrollo psicológico y la autonomía del educando, debe de promover una atmósfera de reciprocidad, de respeto y autoconfianza para el alumno, incluir actividades intencionales que promuevan los intercambios de puntos de vista.

En este contexto podemos considerar que si el maestro no se da cuenta del problema en el aula no estará promoviendo el desarrollo psicológico del alumno, al estar el alumno afectado psicológicamente pero de manera negativa, la autonomía precisamente con un problema de bullying se afecta, ya que la autoestima del alumno esta completamente dañada.

Es muy importante que el docente  se dé cuenta del acoso escolar en su salón de lo contrario no podrá tener un ambiente de respeto y autoconfianza y el intercambio de los puntos de vista entre los alumnos se vera afectado para el desarrollo de sus aprendizajes, ya que generalmente los alumnos si se dan cuenta de que existe acoso escolar, y en su papel de testigos también modifican su actuar, al igual que quien es la victima y el ó los agresores.

La teoría sociológica de Durkheim interpreta la conducta agresiva como una respuesta “normal” ante un mal ambiente el cual seria la causa de la violencia.






Un sistema es un elemento complejo en el tiempo y el espacio



La teoría sociológica de Durkheim interpreta la conducta agresiva como una respuesta “normal” ante un mal ambiente el cual seria la causa de la violencia.






Un sistema es un elemento complejo en el tiempo y el espacio



A estos ambientes causantes de la violencia, Bronfrenbrenner los llamaría sistemas y los organiza por influencia de todos ellos al desarrollar el comportamiento humano. La familia y la escuela son ambientes de socialización donde los niños y niñas reformulan sus juicios, valores y actitudes y se van desarrollando como personas dentro de una sociedad.



Para Bronfrenbrenner la familia, la escuela y los amigos son microsistemas y la relación entre ellos formaría el mesosistema. También influyen desde la televisión y el trabajo de los padres (exosistema) hasta la legislación y organización de la sociedad (macrosistema).



Sobre esta Teoría Ecológica de Bronfenbrenner, se pueden explicar los orígenes de la conducta agresiva iniciados en el centro del sistema, el individuo, extendiéndose a sus infinitas relaciones e influencias de los demás sistemas.



La relación más directa de la familia es la primera que afecta al niño/a. Es el primer sistema socializador donde aprendemos cómo son las cosas, las personas, las interrelaciones y porque funcionan de un modo concreto, a lo que se espera de nosotros y cuáles son nuestras expectativas.



La escuela es el segundo microsistema socializador donde se aprenden valores, normas, habilidades sociales y de comunicación. Un estilo educativo familiar extremo (muy violento o muy permisivo) ayudaría a la promoción de la agresividad en otros contextos y es en la escuela donde los patrones familiares se empiezan a reproducir.



A su vez, al alumno/a le afecta la relación que existe entre los diferentes sistemas con el que se relaciona (mesosistema): la familia, escuela y amigos. Si estos sistemas no están bien comunicados y no existe una red positiva entre ellos, favorecerá a la aparición de comportamientos desajustados en un ambiente u otro por tal de conseguir sus objetivos, una satisfacción inmediata e individual.



La Teoría de la Identidad Social de Tajjfel refiere la agresividad en base a los conflictos entre los grupos, los procesos de categorización y la comparación social, las normas sociales que regulan las relaciones dentro del grupo y entre los grupos. Se crearía el sentimiento de pertenencia de los individuos del grupo, justificando la conducta agresiva del acosador prefiriendo observar el bullying para su beneficio y contra la víctima del acoso más que defender a la víctima.



Allí donde se engloban estos dos sistemas, Bronfenbrenner lo denomina exosistema y es donde se incluyen, entre otros, las reuniones del consejo escolar, el trabajo de los padres o los medios de comunicación y nuevas tecnologías. Una exposición no supervisada y constante de agresividad significa una normalización de la violencia que se generaliza a la vida cotidiana y lleva a la agresividad como acto para conseguir aquello que desea.



Acstyle="margin: 0cm 0cm 0pt; text-align: justify;"> Para comprender el problema es necesario que se identifiquen los protagonistas que para este caso mencionaremos los que se enuncian en la página del bullying que son:



·        La víctima: Aunque cualquier alumno puede acabar siendo víctima de bullying, enumeramos una serie de factores de riesgo que pueden favorecer que un niño o adolescente sea elegido por el acosador. También explicamos las diferencias entre los dos tipos de victimas: la tos.



Para comprender el problema es necesario que se identifiquen los protagonistas que para este caso mencionaremos los que se enuncian en la página del bullying que son:



·        La víctima: Aunque cualquier alumno puede acabar siendo víctima de bullying, enumeramos una serie de factores de riesgo que pueden favorecer que un niño o adolescente sea elegido por el acosador. También explicamos las diferencias entre los dos tipos de victimas: la pasiva y la activa.



Víctima pasiva: Es la víctima típica. Muestra las siguientes características:

Se encuentra aislado socialmente: Es impopular y no tiene amigos en el centro escolar. Estos niños no son elegidos para las actividades en común, están solos en el recreo. Son poco asertivos y muestran dificultades de comunicación.



 Son muy pasivos y muestran su miedo a la violencia. Esto hace que los acosadores los vean como vulnerables, ya que no se defienden ante las intimidaciones o amenazas.



Muestran una alta ansiedad, sobre todo ante las actividades deportivas y el contacto físico.



Son inseguros y tienen una baja autoestima. Incluso se culpabilizan del acoso que están sufriendo y se sienten tan avergonzados que se ven incapaces de denunciarlo y hasta llegan a negarlo ante sus padres y profesores.



Muchos de ellos han sido sobreprotegidos por sus familias, por lo que muestran una predisposición a estar con los adultos en lugar de con niños de su edad.



Este tipo de victimas se da más en niños pequeños y es más tolerada en el caso de las niñas, ya que se espera de ellas que sean más pasivas. Los niños con características pasivas son más atacados y estigmatizados.



Victima activa:



Muestra las siguientes características:

Es muy impopular y sufre un fuerte rechazo de los compañeros, por lo que se encuentra aislado socialmente.

Tienen una tendencia excesiva e impulsiva a actuar sin elegir qué conducta es más adecuada para cada situación. Tienen problemas de concentración y muestran conductas agresivas y provocadoras.

Tienen muy poca destreza social: Se añaden a los grupos sin ser invitados, participan en las conversaciones, hacen bromas poco afortunadas, hablan en mal momento… Estos comportamientos sirven de excusa a los agresores para comenzar y mantener el bullying.

Este tipo de víctima es más frecuente entre chicos y no disminuye con la edad. Afecta frecuentemente a escolares hiperactivos.

Estos casos tienen un peor pronóstico que los de las victimas pasivas.



·        El acosador

Diferencias entre los acosadores por sexo: Las diferencias existentes en el bullying dependiendo de si el acosador es un niño o una niña son:







Niñas:

ü   La tasa de acosadores es menor entre las niñas (un 21.1% frente al 26.8% de los niños).

ü  Suelen elegir como victimas a otras niñas. Es muy raro que una niña acose a un niño.

ü   El acoso escolar realizado por niñas es más frecuente en primaria y desciende en secundaria.

ü   Es más usual que actúen en grupo.

ü   El acoso ocasional es más normal entre niñas que el acoso frecuente.

ü   Suelen elegir conductas de bullying indirecto. Los ataques suelen ser verbales y tienen como objetivo excluir socialmente a la víctima, rompiendo todas sus redes sociales mediante los rumores y las mentiras. Entre las conductas de bullying más utilizadas por las niñas acosadoras podemos citar:

Ø   Meterse con la víctima para hacerla llorar.

Ø   Decirles a otros que no estén o que no hablen con ella.

Ø   Hacer que caiga mal a otras niñas.

Ø   Prohibir a otros que jueguen con ella.

Ø   Impedir que ella juegue con otros

Ø   Enviar mensajes para amenazarla

Ø   Odiarla sin razón



Niños:

ü  La tasa de acosadores es mayor y es más frecuente entre ellos el acoso habitual.

o   Pueden elegir como victimas tanto a niños como a niñas.

ü  Existe un grupo de acosadores varones que no cesan en la práctica del bullying con la edad, sino que continúan ejerciendo el acoso escolar en secundaria.

ü  Sus conductas de acoso son más físicas. Predomina la intimidación y el abuso físico directo (patadas, empujones, golpes…). También resulta muy habitual que le coloquen sobrenombres o motes a sus víctimas. Generalmente, son más duros y crueles que las niñas. Entre las conductas de acoso más habituales que los acosadores varones ejercen contra otros niños encontramos:

Ø   Llamar a la víctima por motes.

Ø   Pegar patadas.

Ø   Reírse o burlarse de él cuando se equivoca.

Ø   Zarandearle o empujarle para intimidarle.

Ø   Amenazarle con pegarle.

Ø   Intentar que le castiguen.

Ø   Hacer gestos para intimidarle.

Ø   Esperarle a la salida para meterse con él.

Ø   Obligarle a hacer cosas peligrosas.

Ø   Pegarle con objetos.


 
·        El grupo del acosador o camarilla: El grupo que da apoyo al acosador es parte fundamental del bullying, ya que refuerza las conductas de acoso y permite que ganen en frecuencia e intensidad y que se prolonguen en el tiempo.


 
·        Los testigos: Estas figuras son primordiales para comprender el fenómeno del acoso escolar ya que, según sea su reacción, pueden estar reforzando las agresiones del acosador o detenerlas.

Con la identificación de estos protagonistas, es importante tener claro que el bullying no es ocasional, ni se debe confundir con las reacciones espontáneas y aisladas ante un conflicto entre compañeros o las burlas y juegos rudos, sino que es como una secuencia, como un guion en el cual los actores representan roles establecidos. Manesini (2011).



Desde la familia.



De acuerdo a lo mencionado de que el bullying es un problema que debe de preocupar no solo a la escuela y terminar como muchos otros problemas, señalando la culpabilidad de los maestros, los padres también están preocupados ante el fenómeno, pero es necesario que se reflexione en torno a ello y se actué desde el hogar para que los niños estén preparados para no generar acoso o ser víctimas.



Las causas de violencia en los hijos pueden residir en la ausencia de un padre, madre o la presencia de un padre y madre violentos en los hogares. Esa situación puede generar un comportamiento agresivo en las niñas y niños y los lleva a ser agresivo cuando son adolescentes y provocar agresiones a los compañeros del centro escolar, grupos de amigos, vecinos, etc.



Los problemas matrimoniales, la situación económica del país, la mala organización del hogar, la falta de empleo y la falta de valores pueden contribuir para que las chicas y chicos tengan una conducta agresiva.



Desde el hogar se debe de reflexionar en cuanto a:



o   Superar nuestras propias contradicciones: por ejemplo no podemos ejercer violencia contra los hijos y después quejarnos de que en la escuela los niños se pegan.



o   Educar desde el afecto y enseñándoles que deben respetar a los demás, pero también exigir respeto hacia ellos mismos.



o   Nunca justificar las agresiones entre escolares y mucho menos alentar a que nuestros hijos se defiendan golpeando.



o   Establecer límites como una buena base para la convivencia, y no porque creamos que sólo los adultos los podemos imponer y hacer cumplir.



Algunas acciones que podemos generar en el hogar para preparar a los hijos contra este difícil problema pueden ser:





*      Hablar con los hijos, y lo que es más importante: escucharles.



*      Permitir las emociones y ayudarles a expresarlas y canalizarlas.



*      Preocuparnos por sus actividades, sus amigos, actividades de interés, etc.



*      Estar atentos a posibles cambios duraderos en el tiempo, y más aún si se manifiestan en forma de “fobia escolar”, disminución del rendimiento escolar o problemas para dormir.



*      Expresar sinceramente nuestro rechazo a la violencia y la necesidad de tratar las diferencias a través del diálogo.





Desde la escuela.




En la escuela es imprescindible que se trabaje en los valores, en las conductas que los alumnos deben de desarrollar para enfrentar o mejor, prevenir el problema.


Las competencias que deben de trabajarse son:


·        Competencias para el manejo de situaciones.

·        Competencias para la convivencia.

·        Competencias para la vida en sociedad.


Para estas competencias se puede realizar lo que propone la SEP (2011) sobre una actividad en donde se realiza un código de conducta en el salón de clases cuyo propósito es enseñar a las alumnas y a los alumnos a tomar decisiones, a hacerse responsables de sus actos y a convivir respetando el derecho de los otros.

Las características deben de ser:

Es universal.

 Implica que todos sin excepción se rigen bajo el mismo reglamento. Por ejemplo, alumnas y alumnos aprenderán que cuando rompan alguna regla, el profesor o profesora que los sorprenda - sea éste su “profe” o el de otro grado- podrá aplicarles la sanción que se haya decidido y el alumno o alumna deberá dar una “conducta alterna” (con la colaboración del profesor quien conocerá las previamente definidas en el Código Escolar) orientada a corregir su falta.



Es consistente.

Se deberá cumplir durante toda la jornada escolar, sea en el aula o fuera de ella. Siempre que se rompa una regla habrá consecuencias, lo que ayudará a que el niño aprenda a establecer una relación causa-efecto entre su comportamiento y el resultado de éste, es decir, sus consecuencias. (Se deberá aplicar la misma regla en caso de comportamientos positivos destacados, en favor de alguien o de algo).



Es inclusivo.

Los directivos, el profesorado y el alumnado participan en la construcción del código de conducta.



Algunas conductas que se pueden orientar la construcción del código son:



1. Levantar la mano para participar.

2. Comunicarse asertivamente: expresar lo que siento sin pegar o lastimar a otros.

3. Pedir prestadas cosas a maestros compañeros, diciendo por favor.

4. Jugar sin lastimar o pegar a otros.

5. Respetar el cuerpo de mis compañeros (ejemplo: no pegar, no dar zapes, no    tocar partes íntimas).



Conclusiones.



El bullying en un problema real que esta afectando el rendimiento escolar, que no es un concepto nuevo, que si bien en nuestra época de alumnos de educación básica no se le dio mucha importancia, ahora es diferente y los resultados se han expuesto en este trabajo.



El acoso escolar no es un problema más al que se debe de culpabilizar únicamente a la escuela y a los docentes, es un problema que nace en la familia y que deben de prepararse a los padres para que puedan orientar a los niños, y aún más deben de reflexionar en su propio actuar para que los hijos no provoquen el acoso o sean victimas.



Es necesario no confundir que el bullying es un problema ocasional sino que es habitual y diferente a los conflictos que por cuestiones de convivencia social se dan entre los compañeros.



Lo que debemos de tener muy presente es que aunque un alumno tenga la disposición para aprender, cuente con las habilidades, estrategias y capacidades cognitivas, mientras enfrente un problema de bullying que este afectando su proceso psico afectivo no tendrá el ambiente adecuado para hacerlo; por lo que el maestro debe de estar muy alerta de encontrar bullying en su salón y muy capaz para involucrar a las partes necesarias para dar solución.







Referencias



Antolín, J. (2006). Proyecto de intervención educativa: Desarrollo de habilidades de lectura. Recuperado el 26 de Julio de 2012 en: http://www. secundariamixta44.calidadpp.com/red/cursos/06HabilidadesLecturaAct.pdf



Consorcio se habilidades indispensables para el Siglo XXI. (2007). Logros indispensables para los estudiantes del siglo XXI. Recuperado el 26 de Julio de 2012 en: http://www.eduteka.org/SeisElementos.php.



Cruz, E.(s/f). Intervención educativa. Recuperado el 27 de Julio de 2012 en: http://www.slideshare.net/manuelaguiar/proyecto-de-intervencion-1654485



El bullying. Todo sobre el bullying o acoso escolar. Recuperado el 30 de Julio de 2012 en: http://www.elbullying.com/



Macarena (2012). La familia como agente activo en la prevención del acoso escolar. Recuperado el 10 de Agosto de 2012 en: http://www. pequesymas .com/educacion-primaria/la-familia-como-agente-activo-en-la-prevencion" style="font-family: "Arial","sans-serif";">Portalcantabria.es. Psicología. (s/f). Definición y consejos. ¿qué es el bullying?.. Recuperado el 30 de Julio de 2012 en : http://www. portalcantabria .es/Psicologia/72.php






Portalcantabria.es. Psicología. (s/f). Definición y consejos. ¿qué es el bullying?.. Recuperado el 30 de Julio de 2012 en : http://www. portalcantabria .es/Psicologia/72.php



Rosales, A. (2004).Estrategias didácticas o de intervención docente en el área de la educación física. Recuperado el 25 de julio de 2012 en: http: //www. efdeportes.com/efd75/estrateg.htm



SEP. (2011). Estrategias de intervención para la atención a la diversidad en el marco para la convivencia Escolar Intervención en casos de acoso escolar (“bullying”).Práctica entre varios. Recuperado el 10 de Agosto de 2012 en: http://educacionespecial.sepdf.gob.mx/documentos/marco-convivencia-escolar.pdf



Valero, S. (s/f). Causas o consecuencias del acoso escolar o bullying. Recuperado el 30 de Julio de 2012 en : http://www.actualpsico.com/causas-y-consecuencias-del-acoso-escolar-o-bullying/











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada